¿Sabes a quién quieres enamorar? ¡Sí!: a tus clientes. Imaginemos que se trata de una cita  romántica, piensa en lo que se necesita para conquistar a la persona de tus sueños. ¿Cuáles  son tus movimientos?, ¿qué te hace diferente?, ¿qué harás para atraer su mirada?

Cómo conquistar a tu cliente 

Los tiempos han cambiado, y muchos de nosotros escuchamos las palabras compromiso o  matrimonio y nos asustamos, pues es una época difícil para el amor, pero ¿cómo funciona la  estrategia de engagement para las marcas? ¿Cómo hacen para mantenernos enamorados en un momento en que pasamos con gran velocidad de “en una relación” a “es complicado”?

La respuesta es el engagement, que puede definirse como el nivel de compromiso que tienen los consumidores y usuarios con una marca. Entre otras cosas, engloba interacción constante, confianza e incluso empatizar con los valores, percepciones y mensajes de la misma. Esto se traduce en relaciones duraderas, sustentables y profundas, basadas en experiencias cargadas de sensibilidad.

Estrategia de engagement

La estrategia de engagement debe comenzar como una conquista. Para eso, debes conocer  tu grupo objetivo: ¿su personalidad es extrovertida?, ¿qué necesita?, ¿cuáles son sus  problemas? Al final, es sencillo: debes saber qué le gusta a tu grupo para saber qué ofrecerle. 

Así como tú quieres saber acerca de tu grupo objetivo, ellos quieren saber de ti. Así que deja que te conozcan. Lo puedes hacer a través de tu página web, en pestañas como “Quiénes  somos”. Explica lo que haces, tus proyectos, y logros. Muestra tu marca tal y como es:  recuerda que quieres seducir y conquistar. Recuerda que un tema de conversación  interesante llama la atención. Es por esto que, para construir un engagement con tu público,  debes hablarle de cosas que a ellos les interesen (recuerda: te conozco, te conquisto).  Ayúdales a resolver sus problemas con datos importantes.

Potencia tu propia marca

En un segundo nivel, debemos tener en cuenta que cuando se trata de conquistar y enamorar, tu reputación es importante. Por este motivo, tu marca debe ser relevante en cuanto a las acciones que realiza: no olvides que vale más lo que hablan de ti que lo tú dices sobre ti. Por lo tanto, aprovecha los movimientos sociales y apoya causas o haz que tu marca aparezca en el momento más oportuno para que tu grupo objetivo te vea y sepa de ti.

Finalmente, para entablar una relación con tus clientes, debes tener en cuenta que ser  constante con todo lo anterior es muy importante. Piénsalo como un noviazgo: debes estar  pendiente de cómo se siente, de que lo que le gusta de ti y de lo que no, de generar nuevos  temas que creen interés y de vivir nuevas experiencias.

Crea una relación duradera con tu cliente

Recuerda que en la estrategia de engagement la meta no solo es vender, sino fidelizar a tu  cliente, generar una relación con él, enamorarlo para que cree un vínculo a largo plazo  contigo. Debes lograr que hable de ti, que te siga en redes, que comparta tus publicaciones y te recomiende siempre. 

El marketing de seducción tiene una gran variedad de vertientes, pero eso on quiere decir que se trata de una metodología extraña o imposible de realizar. Es más sencilla de lo que parece, solo necesitabas aprender más acerca de estos términos. Descubre más con Vicente Agulló, CEO en Factor Immobiliari S.L, en la última entrevista de Rocío González.

¿Quieres enamorar a tu cliente y empezar en el mundo inmobiliario? Envía tu cv a:  sara.bernet@remax.es