¿Qué es la imagen personal?

La imagen personal es la identidad que uno se construye sobre sí mismo para presentarse en sociedad: papel, personalidad, actitud… con ayuda del cuidado de sus rasgos físicos y su indumentaria. No solo hace referencia a la estética del individuo (ropa, peinado, maquillaje, barba…) sino también al lenguaje corporal, la credibilidad, el carisma, la voz o la energía que transmite.

Esta, se tiene en cuenta sobre todo en la primera impresión, ya que condiciona cómo se desarrollará después la imagen que los demás se creen sobre la persona. Empieza por descubrirse o redescubrirse a uno mismo, darse cuenta de quién se es, valorar los puntos positivos y ser sincero, pues en ocasiones hay quien se centra demasiado en aparentar con su imagen, dejando de lado su personalidad, presentándose ante los demás como alguien que no se es y, en consecuencia, estar continuamente actuando sin demostrar la verdadera esencia. Se debe ser sincero, primero con uno mismo, para que así el resto pueda conocer al verdadero ser. 

¿Por qué es importante?

La imagen corporal ayuda a los demás a crear una idea de con quién están tratando, pero además, es importante de cara a conocer lo siguiente: 

  • Si dedica tiempo a su imagen personal y qué estilo de vida lleva
  • La posición tiene en la sociedad
  • Su personalidad
  • Qué edad aproximada tiene y si se acepta a sí misma
  • Qué grado de exposición tiene en la red
  • Cuáles son sus complejos
  • Cuánta necesidad de complicidad social requiere
  • Si tiene seguridad en sí misma
  • La cantidad de autoconocimiento que tiene
  • Cómo es su gusto estético
  • Su comportamiento y comunicación
  • El sentido de protocolo y corrección
  • Cómo utiliza los accesorios

¿Cuáles son sus elementos?

La imagen personal se conforma de los siguientes elementos:

  • Actitud: es la forma de actuar de una persona, la base y el nivel más profundo en la que la imagen personal se sustenta. Algunas actitudes son: observación, discreción y cordialidad.
  • Expresión: las personas pueden comunicarse de diferentes maneras, verbal, no verbal, escrita o visualmente. Todo esto se tiene en cuenta a la hora de de dar una imagen, dando como resultado de la suma la elegancia y el saber estar.
  • Imagen externa: es la parte en la que las personas más se focalizan en cambiar, pero, como ya se ha dicho, no es la más importante. Conlleva todo lo que se ponga por encima del cuerpo: ropa, peinado, accesorios, maquillaje… 

Para conseguir una buena imagen personal deben unirse estos tres factores, si se potencia la imagen, también se potenciarán sus cualidades personales.

¿Cómo influye en el trabajo?

Cuando se habla de imagen personal en el trabajo, se hace referencia a la marca personal que se quiere proyectar a los demás. Una de las claves para conseguir una buena imagen es el comportamiento, en este caso, lo más adecuado es demostrar seriedad, responsabilidad, cercanía, empatía, educación, generar un buen ambiente de trabajo y, con ello, mejorar los resultados.

La imagen personal en la búsqueda de empleo: las entrevistas

La entrevistas de trabajo son situaciones en las que el ambiente es serio y formal, de modo que se debe cuidar la imagen personal en estos casos. Se tiene que desprender una energía positiva, pero también, se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • La forma de vestir ha de ser sencilla, cómoda y natural
  • El pelo debe estar limpio y peinado
  • Las manos deben estar arregladas
  • Peinado y maquillaje discretos
  • Llevar ropa de colores oscuros
  • No utilizar ropa informal ni estampados o colores llamativos
  • Llevar un calzado limpio y cuidado
  • Utilizar complementos discretos
  • Controlar el lenguaje corporal

La imagen personal en el trabajo
con clientes

Los clientes son uno de los motivos por los que se debe cuidar la imagen, sobre todo para transmitir profesionalidad y confianza. Al trabajar con ellos, los beneficios de que esta sea adecuada son:

  • Conseguir una mejor disposición de los clientes hacia uno mismo
  • Generar más confianza
  • Transmitir más credibilidad
  • Ser percibido como mejor profesional y más resolutivo
  • Reforzar el mensaje que se quiere transmitir

Conoce más trucos y consejos en el último vídeo de nuestra mánager Rocío González, donde entrevista a Elena Sanz, asesora de imagen y comunicación:

Si quieres empezar tu negocio como agente inmobiliario y quieres dar la mejor imagen a tus clientes, nosotros te ayudamos a conseguirla, ponte en contacto con nosotros:

irene.broseta@remax.es

C/ Joaquín Costa 04, derecha-Valencia

963531344


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *