¿Te gustaría tener la posibilidad de hacer pequeños cambios en tu mente para adquirir las habilidades y comportamientos que te permitan lograr tus objetivos y sueños? Es posible, y una forma de hacerlo es aprender el modelo de la neurosemántica.

¿Qué es la neurosemántica?

La Neurosemántica es una disciplina que se encarga de estudiar el significado de las expresiones lingüísticas y cómo estos significados afectan a nuestra calidad de vida. 

A través de estos “significados” que hacemos, podemos aprender formas de influir nuestra mente, cuerpo y emociones para ser más efectivos en nuestra vida personal y también profesional.
La neurosemántica nos dice que la calidad de los significados o interpretaciones que hacemos de lo que nos pasa determinan en gran medida la calidad de las emociones que experimentamos y también de nuestra conducta, es decir, nuestro desempeño a la hora de realizar determinadas cosas. Cuanto mejores significados e interpretaciones hagamos, más habilidosos y eficaces podremos ser para obtener lo que deseamos.


¿Cómo nos puede ayudar la neurosemántica en nuestro liderazgo?

Un buen líder debe poseer, entre otras habilidades, una buena capacidad de comunicación. La comunicación es la habilidad más importante para llevar a cabo un liderazgo efectivo en tu negocio inmobiliario y de esta dependen otras habilidades también necesarias en un líder como son: la capacidad de influir sobre los demás, la capacidad de enfocarnos en la consecución de resultados y la capacidad de relacionarnos con los demás. 

En este sentido, la neurosemántica proporciona diversas formas para enriquecer aspectos de la comunicación como la capacidad de escucha, el rapport, el lenguaje preciso, el lenguaje de influencia… entre otras. 

¿Cuál es la enseñanza fundamental que nos deja la neurosemántica? 

La neurosemántica nos enseña fundamentalmente a saber interpretar correctamente, aprender a utilizar distintos y más enriquecedores marcos de referencia o puntos de vista para una misma experiencia. Si logramos esto, lograremos ganar seguridad, generar una autoestima más sólida, establecer un mejor sistema de creencias y valores, pulir nuestras habilidades, quitarnos las excusas del camino, enfocarnos en lo realmente importante y sobre todo tener un mayor autodominio y autoliderazgo. En resumen, desarrollar el potencial que llevamos dentro para conseguir alcanzar el objetivo último de todo ser humano: la autorrealización. 

¿A qué esperas para adentrarte en el mundo de la neurosemántica? Si quieres saber más no dudes en contactar con nosotros en urbe2@remax.es