A todos en algún momento de nuestras vidas nos han hablado sobre la importancia de la comunicación a la hora de relacionarse con los demás, entenderse, crear un buen ambiente y evitar problemas, pero ¿realmente sabemos lo que es?

¿Qué es la comunicación?

La comunicación, conocida como la transmisión de mensajes entre un emisor y un receptor, es necesaria para los humanos, considerados como seres sociales. Esta nos permite, expresar emociones, compartir información y relacionarnos.

¿Cuáles son los tipos de comunicación?

Esta puede ser de diferentes formas, las tres principales son las siguientes:

  • Comunicación verbal: necesita la utilización de palabras para poder enviar el mensaje, tanto oral como escrito.
  • Comunicación no verbal: no requiere de la utilización de palabras para enviar el mensaje. En este caso destacan el lenguaje corporal o el uso de la voz (cambio del tono o intensidad).
  • Comunicación gráfica: complementa a la primera, pues sirve como un apoyo visual del mensaje, como el uso de gráficas o fotografías.

¿Qué es la falta de comunicación?

Es la incapacidad para escoger adecuadamente las palabras, el tono y gestos sobre lo que se quiere comunicar. Existen situaciones complejas en las que puede haber una falta de habilidades comunicativas, resultando en un mal envío del mensaje o incluso dar un mensaje equivocado u omitirlo. Algunas de las principales causas son las siguientes:

  • Insistir en que uno tiene la razón
  • Afirmar que el receptor es el culpable del problema
  • Negar que se está enfadado cuando es la realidad
  • Ser agresivo pasivo
  • Utilizar el sarcasmo
  • Ponerse a la defensiva
  • Evitar hablar con el receptor para solucionar un problema, esperando a que pierda importancia con el tiempo

Entonces, ¿cómo puedo mejorar mi comunicación con los clientes y mis compañeros?

Una de las cualidades de un buen agente es ser un buen comunicador, estás trabajando continuamente con personas, tanto clientes como compañeros, de diferentes personalidades, culturas y creencias, por lo que debes tener la capacidad para adaptarte y saber cómo comunicarte con ellos según el contexto.

En nuestra oficina no solo damos el mejor trato a los clientes, sino que la misión principal de los agentes es conocerles y saber cuáles son sus verdaderas necesidades para así poder darles el mejor servicio, por lo que una buena capacidad para intercambiar información es imprescindible. Por un lado, entre nosotros tenemos en cuenta la actualización sobre el trabajo que cada uno está llevando a cabo, compartiendo los éxitos, felicitándonos y retroalimentándonos los unos a los otros para aumentar la motivación del grupo. Por otro lado, también hacemos saber cuándo necesitamos ayuda y apoyo, solo tenemos que pedirla a los compañeros, los Team Leaders o Rocío para sí poder resolver nuestros problemas.

¡La comunicación es necesaria para llegar al éxito!

Dentro de la formación de RE/MAX disponemos de cursos de habilidades sociales, trabajo con los clientes o gestión inmobiliaria. Esta última, ayuda a mejorar las técnicas de venta con ayuda de la comunicación verbal y no verbal.

  • La comunicación verbal en la gestión inmobiliaria:su fin es conseguir que el mensaje que se transmite a los clientes sea aceptado y entendido por estos utilizando un lenguaje claro, sencillo, conciso, descriptivo, positivo, directo, adaptado y sin rodeos. Es trabajo de uno mismo conseguir que el receptor entienda el mensaje, de modo que nunca se le debe verbalizar que el problema lo tiene él.

Dependiendo de la fase del proceso (encuentro, visita a la propiedad, negociación), se recomienda preparar un guion para saber cómo actuar en cada una de ellas.

Si deseas saber más sobre los beneficios de la comunicación para el desarrollo de un negocio o cuál es la formación que ofrecemos para mejorarla, no dudes en contactar con nosotros:

irene.broseta@remax.es

C/ Joaquín Costa 04, bajo derecha.

963 531 344


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *