¿Qué es la constancia?

La constancia es la capacidad que nos permite llevar a cabo aquello necesario para conseguir las metas propuestas, teniendo en cuenta las dificultades, la falta de motivación y el tiempo, se basa en el esfuerzo contínuo y en la fuerza de voluntad. 

Además, se necesita tener persistencia, trabajar duro y no rendirse para conseguir las metas propuestas. 

¿Qué impide ser constante?

  • Autosabotearse 
  • No disfrutar con lo que se hace
  • Creer que no se va a ser capaz de conseguir algo
  • Ver las metas muy lejanas
  • Restar importancia a las metas
  • Querer resultados a corto plazo

¿Cómo se consigue la constancia?

Para llegar a ser constante se necesita trabajo, uno no se despierta de un día para otro y espontáneamente ha conseguido alcanzar sus metas, el éxito es como un iceberg del que solo se ve una pequeña parte, pero debajo se encuentra toda la dedicación que ha habido para conseguirlo. 

La constancia al final genera los resultados que se quieren, con la que se logra formar hábitos a través de la repetición y el tiempo, no solo basta fuerza de voluntad y motivación. La realidad es que la motivación va cambiando durante el tiempo, pues está relacionada a las emociones y la fuerza de voluntad está limitada, de modo que algunos días puede estar presente y otros no. 

El primer error es crearse una meta muy inalcanzable y lejana, lo que lleva a que se pierda resistencia para conseguirla y se renuncie a alcanzarla cuando aun queda camino. Al crearse metas cortas y fáciles de alcanzar la motivación se mantiene, aumenta la confianza y se establecen otras metas para seguir retándose. 

Para crear los hábitos, se debe crear un recordatorio lo más efectivo posible para llevar a la acción, planificarse y marcarse realizar los objetivos después de haber hecho una tarea, es decir, crear una relación entre dos acciones (Ej: llego a casa, dejo las cosas, me siento en el escritorio y hago llamadas). 

Otras claves importantes para conseguir ser constante son:

  • Elegir en qué se quiere ser más constante
  • Centrarse en las pequeñas cosas, hacer muy poco durante mucho tiempo
  • Permanecer en el presente y no pensar en lo que pueda pasar en el futuro
  • Ser flexible con los errores y el tiempo
  • Tener paciencia
  • Inspirarse en otras personas

Si deseas empezar un proyecto como agente inmobiliario pero piensas que necesitas ser más constante, contacta con nosotros y únete a nuestro equipo, aquí no solo te ayudaremos a conseguirlo, sino que además te daremos muchos más recursos para que consigas lograr tus objetivos y tengas éxito en tu carrera:

irene.broseta@remax.es

C/ Joaquín Costa 04, bajo derecha

963531344


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *