¿Qué deseas para tu futuro? ¿Cómo quieres que sea tu vida? ¿Cuáles son tus sueños? Piensa  en ello. Ahora, piensa cómo vas a llegar hasta allí. ¿Lo ves posible?. Está claro que para poder llegar necesitas creer en ti y tener claro lo que quieres. Empieza por aquí.

¿Qué es la zona de confort?

La zona de confort es un estado mental que no permite el crecimiento personal y todos aquellos fenómenos vinculados con el aprendizaje de conductas que nos hacen lograr un alto grado de satisfacción con el modo en el que se vive la vida. Aunque esta zona de confort puede parecer agradable (ya que nos permite seguir siempre con el “piloto automático” puesto), no es un lugar suficientemente estimulante y a la larga no salir de ella puede hacer que nos sintamos vacíos y se caiga en la apatía o en ciertas dinámicas de comportamiento relacionadas con la depresión. 

Tu zona de confort la comprenden muchos factores. Entre ellos destacan tus hábitos, tus  rutinas, tus conocimientos, tus habilidades, tus actitudes y tus comportamientos. Es todo  aquello conocido para ti a lo que estás acostumbrado. 

Zona de aprendizaje

A continuación de tu zona de confort se encuentra la zona de aprendizaje, donde sales a  ampliar tu visión del mundo, y esto se consigue aprendiendo idiomas, viajando a nuevos países y conociendo nuevas culturas, aprendiendo o modificando hábitos, etc. 

Existen personas que realmente disfrutan en esta zona de aprendizaje mientras que otras no se sienten nada a gusto, intentando volver y permanecer en su zona de confort.

¡Sal de la zona de confort!

Uno de los motivos por los cuales no se suele salir de la zona de confort es por el miedo a no  poder volver a ella, lo cual no es cierto ya que tu zona de confort siempre permanece ahí, de  hecho, puedes incluso aumentarla. Por eso, lo que realmente ocurre es que al salir se extiende tu zona de confort y aprendizaje. No se trata de un cambio en el que pierdes lo que ya tenías si no que es un proceso de desarrollo personal en el cual añades conocimientos, habilidades, experiencias… 

Para poder progresar, tu motivación debe vencer a tus miedos. Miedo al que dirán, miedo a fallar y miedo al ridículo o la vergüenza. Cuando seas capaz de modificar tus miedos crecerá tu autoestima, necesaria para una nueva visión de la realidad. ¿Qué es lo que te motiva? Lucha por ello. El camino no es fácil. Al salir de la zona de confort tendrás que luchar. Al principio te sentirás  vulnerable y débil ante esa nueva situación, pensarás que es muy arriesgado. Es normal sentirse  así, es totalmente humano.  

Recuerda: fuera de tu zona de confort se encuentra un mundo lleno de posibilidades donde se encuentran tus sueños. Encuentra tu motivación y sal de esa zona de confort, si te quedas en  ella nunca llegará lo que deseas. Ten paciencia, planifica y prepara tu estrategia, sé  perseverante, positivo y sobre todo cree en ti. Descubre más con Mayca Luna, CEO Gerente en Luna Llar y responsable de obra nueva en Qualis, en la última entrevista de Rocío González.

Si quieres salir e tu zona de confort y empezar una nueva etapa dentro del mundo inmobiliario,  ponte en contacto con nosotros en 963531344 o escríbenos a sara.bernet@remax.es