El descanso y la desconexión son fundamentales para mantener nuestra salud física y emocional en buen estado, algo que se refleja en nuestro trabajo diario. Cuando no somos generosos con nosotros mismos y no nos permitimos el lujo de tomarnos unos días de descanso, nuestro trabajo se puede ver afectado. Si tu cuerpo y tu mente no están descansados, el nivel de motivación y rendimiento bajará.

Para conseguir nuestros objetivos en el ámbito laboral necesitamos estar llenos de fuerza y energía para focalizarnos en ellos y conseguir éxito en nuestro negocio. Tras leer esto, no deberías tener dudas de que este verano, tienes que descansar y cogerte unas vacaciones. La gran pregunta es cómo hacerlo cuando eres agente inmobiliario y tienes un negocio en el que (casi) todo depende de ti.

Aquí te dejamos 5 consejos para poder encontrar el equilibrio entre descansar unos días y mantener tu negocio en marcha:  

  1. Planifica tus tareas para poder liberarte unos días

La planificación es la clave. Planifica tus vacaciones, en qué fechas dejarás de estar operativo y qué tareas deberían quedar hechas para que te puedas ir tranquilamente unos días y desconectar de verdad.

Durante esos días, aborda sólo las tareas que sean realmente importantes y que no pueden esperar a tu vuelta y resuélvelas.

  1. Tómate un tiempo para ti

Dedica tiempo a tu autocuidado, cuida tu alimentación, duerme más horas de lo habitual, medita o haz ejercicio diario, no llenes tu agenda de compromisos sociales y haz lo que necesites y más te apetezca en cada momento.  

  1. Realiza actividades que te gusten y te ayuden a desconectar mentalmente

Además de descansar y de permitirte no hacer nada que no te apetezca, puedes aprovechar para recuperar hobbies que tenías olvidados y actividades con las que disfrutes y durante el año no tengas tiempo para dedicarle.

  1. Haz una desconexión digital

Para desconectar de verdad es muy útil desconectar también de la esfera digital. Por nuestro trabajo nos vemos obligados a hacer uso de herramientas digitales constantemente, por lo que las vacaciones son la ocasión perfecta para reducir un poco ese consumo. 

  1. Cambia tus rutinas habituales 

Cambiar algunos hábitos y rutinas que realices durante el año durante unos días te ayudará a tener esa sensación de cambio de aires que necesitas. Oxigena tu mente.

  1. Desconecta (de verdad)

Y el último consejo y más importante para que de verdad disfrutes de las vacaciones, ¡es que desconectes de verdad! Esto puede parecer fácil, pero puede convertirse en todo un reto si estamos acostumbrados a no parar nunca. Si estás de vacaciones, tu única tarea es desconectar.

¡Así volverás a la rutina con más ganas y energía que nunca y esa claridad mental se reflejará en tu trabajo!

Si quieres empezar tu proyecto inmobiliario y necesitas el mejor apoyo, contacta con nosotros:

silvia.blas@remax.es

C/ Joaquín Costa 04, bajo derecha

963531344


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *