A la hora de enfrentarse a una entrevista laboral, a los profesionales en búsqueda de empleo les surgen muchas dudas sobre cómo afrontar la situación y salir airoso del proceso de selección. Concretamente nos vamos a centrar en la entrevista laboral que debe realizar el agente inmobiliario. 

El mercado inmobiliario es cada vez más competitivo, los clientes son cada vez más exigentes y las operaciones más sofisticadas. Así, el agente inmobiliario debe demostrar profesionalidad en todo momento.

¿Cómo es una entrevista para ser agente inmobiliario?

En las entrevistas para ser agente inmobiliario se tendrán en cuenta aptitudes comunicativas e intereses laborales que desean alcanzar postulantes.

  • Comunicación no verbal → la persona de recursos humanos que tome la entrevista se fijará mucho en la comunicación no verbal, como la forma de ir vestido, presentarse, sentarse, tono de voz y la manera de hablar. Muchas de las preguntas que se realicen estarán relacionadas tanto a la personalidad como a las habilidades sociales.
  • Vestimenta → en una entrevista para ser agente inmobiliario debes vestir adecuadamente, la imagen que en general busca el sector inmobiliario es profesional. Tienes que vestirte formalmente. Un aspecto serio genera confianza en el sector inmobiliario.
  • Accesorios para entrevistas → es bueno ir acompañado por un maletín o cartera, el currículum en mano, un bloc o una agenda y un bolígrafo.

¿Qué cualidades debe tener un agente inmobiliario? 

Tener éxito en la industria de los bienes raíces no es tarea fácil, es un trabajo que requiere mucho esfuerzo y dedicación, pero que da infinidad de satisfacciones. 

  1. Empatía → todo buen vendedor debe empatizar con sus clientes. Un buen agente inmobiliario debe entender las necesidades de sus clientes al momento de vender o comprar una propiedad. Es fundamental analizar que los motiva para poder responder a sus necesidades. Aparte de ofrecer una solución eficiente a todas sus inquietudes, lo cual será clave para poder concretar las ventas.
  2. Escucha activa → otro gran atributo, casi un don que debe tener todo asesor inmobiliario. Va de la mano con la empatía, si se sabe escuchar, seguramente habrá sintonía. Escuchar no solo significa prestar atención a las palabras de los clientes, sino también identificar sus emociones 
  3.  Puntualidad → es un aspecto importantísimo, señal de respeto y de compromiso hacia los clientes. Demostrar que ellos son la prioridad le da múltiples beneficios al agente inmobiliario, entre ellos, relaciones duraderas que con la clave del éxito en el sector.
  4. Organización → todo agente inmobiliario en crecimiento se enfrenta a un gran número de responsabilidades, operaciones y tareas por cumplir. Por este motivo, una buena organización se vuelve una característica importante que demuestra excelencia en las actividades de bienes raíces.
  5. Responsabilidad → un asesor inmobiliario responsable, siempre cumple con su palabra y es honesto al momento de ofrecer un servicio a sus clientes. El actuar responsablemente en cada etapa del proceso de venta dejará en claro la profesionalidad del asesor. Además, es muy probable que el cliente te recomiende, punto muy importante ya que te abrirá muchísimas puertas.
  6. Optimismo → las proyecciones se tienen que hacer con optimismo, sino es mejor que no se hagan. Conocer las limitaciones, ser realista y tener seguridad es fundamental. Así también, puedes tomar un curso de coaching para ganar confianza. El optimismo es contagioso y los clientes lo perciben fácilmente.
  7. Creatividad → para poder competir en el mercado se debe ser creativo. En la era digital, hay muchísimas herramientas que se pueden utilizar a tales efectos, como vistas virtuales CRM, tasaciones gratuitas y al instante… 

¿Crees que cumples todas estas cualidades? Si es así y quieres empezar en el mundo inmobiliario no dudes en contactar con nosotros a través de: sara.bernet@remax.es