¿Qué es la resiliencia?

Es la capacidad que tienen los individuos para afrontar de manera flexible las situaciones difíciles. Por una parte, consiste en afrontar las crisis y, por otra, salir fortalecido de ellas, habiendo aprendido. 

El ser resiliente no se relaciona con la falta de experimentación de angustia, también aparece dolor emocional y tristeza, pero durante el camino sabe enfrentarse adecuadamente a los obstáculos, desarrollando nuevas conductas, pensamientos y acciones para ello.

¿Cuál es el perfil de las personas resilientes?

Cualquier persona puede ser resiliente, en mayor o menor medida, los humanos son capaces de superar todas las situaciones complicadas que experimentan. Sin embargo, hay quien destaca por su afrontamiento ante hechos traumáticos, como los altos resilientes. Sus principales características son:

  • Tener expectativas realistas
  • Centrarse en el presente
  • Controlar sus emociones
  • Tener flexibilidad
  • Ser expresivo
  • Ser comunicativo
  • Ser paciente

¿Cómo se puede desarrollar?

Como se ha comentado anteriormente, cualquiera puede aprender a ser resiliente. Para ello, puede practicar los siguientes hábitos:

  • Detectar sus fortalezas y sus limitaciones
  • Tener creatividad
  • Confiar en sus capacidades
  • Tomarse las situaciones difíciles como una oportunidad para aprender
  • Practicar la conciencia plena
  • Tener objetividad
  • Rodearse de personas con actitud positiva
  • Controlar sus emociones ante las situaciones difíciles
  • Tener flexibilidad ante el cambio
  • Tener humor
  • Apoyarse en los demás
  • Dedicarse tiempo a uno mismo
  • Centrarse en sus metas
  • Mantener la esperanza
  • Tener expectativas realistas
  • Ser comunicativo
  • Tener paciencia

¿De qué manera se aplica en el trabajo?

La resiliencia es un factor importante dentro del mundo laboral, pues este está en continuo cambio y frecuentemente los individuos tienen que enfrentarse a situaciones que desconocen, incluso aquellas amenazantes. Tener resiliencia les ayuda a ver esos retos como oportunidades de crecimiento. 

¿Cómo puede mejorarse en el ámbito laboral?

Al igual que para el día a día hay claves para desarrollar la resiliencia, lo mismo ocurre en el trabajo:

  • Tener conciliación laboral
  • Cuidar la salud mental y física
  • Salir de la zona de confort 
  • Celebrar los logros propios
  • Mantener una buena relación con los compañeros
  • Manejar el estrés
  • Ser perseverante

Si quieres conocer más sobre la importancia de la resiliencia en el ámbito laboral y mejorarla con la mejor formación, contacta con nosotros:

irene.broseta@remax.es

C/ Joaquín Costa, 04 Valencia

963531344


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *